En el marco del Proyecto Erasmus + ‘Arte por la Convivencia’, del que forma parte la Fundación Yehudi Menuhin España, se ha colaborado con la Embajada de Hungría y el Centro de Talento Musical Snétberger en el Workshop Metodológico: ‘La especificidad, las bases y la metodología del método Snétberger

Jazmín Olea fue una de las participantes en la cita y nos comenta que Ferenc Snétberger y su equipo explicaron que el Centro de Talento Musical Snétberger surgió gracias al profundo interés en ofrecer un espacio inclusivo que permitiera el desarrollo de los talentos musicales de niños, niñas y jóvenes gitanos en Hungría.

El programa nació hace apenas 8 años, en 2011, pero ya ha sido galardonado, reconocido y apoyado por diversos organismos. Incluso se realizó el documental titulado ‘Music Saves You’ para retratar la exitosa trayectoria de uno de sus alumnos.

El maestro Snétberger señala que la excelencia del programa se debe a varios factores: uno de ellos es la amplitud en la enseñanza, pues el alumnado, además de aprender a tocar el instrumento elegido, toma clases de teoría musical, jazz y solfeo. Por otra parte, la continuidad e intensidad toma un papel fundamental: durante las semanas en el centro, las clases comienzan a las 10:00h y terminan a las 18:00h, tras lo cual, se organizan conciertos, espacios de improvisación y encuentros con músicos y/o exalumnos del centro. Lo anterior sólo es posible gracias a que el alumnado vive y duerme en el centro durante 6 semanas durante el verano, 3 en primavera y 3 en el mes de octubre.

El workshop estuvo centrado en explicar lo anterior, pero también se resolvieron dudas del público, que tenía interés en saber, por ejemplo, qué dificultades había encontrado el maestro Snétberger al tratar con familias gitanas que no tienen la costumbre de permitir que sus hijos o hijas estudien lejos de casa. Ante estas preguntas, el equipo del centro respondió afirmando que, pese al posible extrañamiento inicial, las familias suelen asistir a los conciertos, participar en las actividades y comprobar que la música es una gran herramienta de desarrollo profesional, personal y humano.